Venta de casas de dos pisos en Chicureo


Chicureo se ha convertido en un barrio muy cotizado por distintos grupos, familias jóvenes y núcleos mayores, esto debido a la seguridad que ofrece el lugar y sin duda a lo confortable de sus propiedades.

El condominio La Catana con ventas de casas en Chicureo es el lugar idóneo para comenzar un buen proyecto de vida y el resguardo familiar. Antes de comprar una casa es necesario pensar en todo, que no se escape ningún detalle y tener la certeza de tus gustos y prioridades, estos pueden ser, el ángulo en que se construyó la casa, el tamaño de las ventanas y por supuesto los niveles, uno, dos y hasta tres pisos.

No es menor esta característica en la arquitectura del inmueble, como dicen, en cosas de gustos no hay nada escrito y si eres de los que prefieren los dos pisos para ser habitados, queremos presentarte las ventajas de vivir en un lugar con dos niveles. ¡Atención!

Separación de calidad en el hogar

Las casas en venta de la Catana ofrecen una puesta en escena privilegiada si lo que estás buscando es privacidad, independencia y estilo. La distribución está dada principalmente por sus dos niveles, lo que es muy atractivo si lo que queremos es diferenciarnos de los espacios comunes, esto se traduce básicamente a que las habitaciones y los baños privados se ubican en el segundo piso, manteniendo la intimidad de todos los integrantes de la familia.

Otro importante beneficio es el aislamiento acústico, abajo podría estar sucediendo un cumpleaños y las habitaciones están acondicionadas y resguardadas de la bulla. Evitarás todo tipo de conflicto si tus responsabilidades te impiden asistir a la reunión y necesitas concentración. Es perfecto para el descanso y el reposo.

Posibilidades luminosas

Otra de las características a las que puedes sacarle provecho a una casa de dos pisos, es la de hacer balcones y así optimizar aún más el espacio. Matemáticas simples, los metros cuadrados del primer piso, se multiplican en el segundo nivel y en las ampliaciones, además de que siempre las ventanas superiores gozan de mejor luminosidad. No hay por donde perderse.