¿Quieres asegurar tu hogar? Conoce las opciones del mercado


Un seguro es un contrato que te permite proteger tu propiedad inmobiliaria contra accidentes, daños, robos y todo tipo de siniestros o emergencias domiciliarias. Pagas una cuota mensual de acuerdo a su valor y a la cobertura que prefieras, a cambio de la protección de tu patrimonio ante cualquier eventualidad. Es indispensable. Además, recuerda que para entregar un crédito hipotecario muchos bancos lo exigen.

En los portafolios de la mayoría de las compañías puedes encontrar diversos seguros de hogar, con soluciones y coberturas acorde a las necesidades y capacidades de pago de todos los ciudadanos. Investiga y mantén protegida tu vivienda.

Seguro contra robo

En caso de robo, este seguro hogar entrega una indemnización por el valor de los objetos sustraídos (electrodomésticos, joyas, etc.), los deterioros causados a la propiedad (puertas rotas, chapas violentadas, etc.) y los daños morales y físicos que puedan recibir las personas dentro de la casa, si el delito se cometió con violencia e intimidación.

Existen diversos tipos de cobertura, por lo que es importante revisar detenidamente el portafolio para escoger la mejor solución a tus necesidades. Por ejemplo, si tienes obras de arte en tu casa, es posible que el valor del seguro te resulte más costoso, pero garantizas que en caso de robo seas indemnizado íntegramente.

Seguro contra incendio

Cubre los daños y pérdidas que puedan presentarse por el fuego generado por una explosión, accidentes domésticos y demás siniestros fortuitos de este tipo. Si bien es poco probable que una propiedad se incendie, no está de más asegurarse, ya que los perjuicios pueden ser devastadores.

Cabe señalar que antes de pagar la indemnización, las aseguradoras realizan una investigación junto a bomberos, a fin determinar que la causa del incendio no haya sido intencional.

Seguro contra sismo

Son pocas las compañías que ofrecen este tipo de seguros de hogar. Pero es importante buscarlos, ya que las pérdidas a causa de un sismo pueden ser altas e incluso totales.

Aunque en Chile las construcciones cada día cumplen mejores estándares de sismoresistencia, no se puede omitir el hecho de que se trata de un país con alta actividad sísmica en el que no está de más adquirir un seguro de esta clase.

Seguro contra daños

Son un excelente producto. Abarcan una multitud de riesgos, que se pueden incluir en una sola póliza o adquirirse por separado. Cubre desde daños leves hasta averías estructurales, independientemente del responsable o de la causal.

Entre los perjuicios más usuales de los que se hace cargo este seguro hogar se encuentran la avería de tuberías, las fallas eléctricas, la rotura de vidrios, y los deterioros derivados de inundaciones.

Seguro de responsabilidad civil

Estos seguros de hogar cubren los daños que los habitantes de la propiedad le puedan causar a un tercero. A la hora de comprarlo, es importante revisar bien las cláusulas, porque algunas soluciones no se hacen cargo de los perjuicios en vivienda ajena, o los causados por mascotas exóticas y familiares de segundo y tercer grado.

Maremoto y tsunami

Es ideal para asegurar las viviendas cercanas al mar, teniendo en cuenta el impredecible comportamiento de los océanos. Generalmente se contrata mediante endoso adicional, y repara los daños causados por estos fenómenos naturales, incluso la pérdida total.

Inhabitabilidad

Es una cobertura adicional. Entrega el valor de los arriendos que tengas que contratar o dejes de percibir en caso de que la propiedad se vuelva inhabitable por daños. Tiene un límite en cuanto al número de meses de alquiler que cubre y el monto de indemnización.

Algunas compañías ofrecen todos o algunos de estos productos en un solo paquete, así como también diferentes niveles de cobertura. Por eso es importante que a la hora de adquirir uno, evalúes distintas opciones y elijas la que se adecúe mejor a tus necesidades.