Los beneficios de vivir la verdadera vida de barrio en Huechuraba

Vivir en Huechuraba es una experiencia única. Rodeada de cerros, aire limpio y zonas verdes, esta comuna ofrece la posibilidad de experimentar la verdadera vida de barrio, difícil de conseguir en otros lugares de un cada vez más  aglomerado Santiago de Chile.

Esto explica la alta demanda de vivienda dentro de Huechuraba. La armonía de los viejos barrios es un fenómeno en extinción en las grandes ciudades, lo cual es una lástima, pues reporta enormes beneficios:

Seguridad

En un lugar con las características de Huechuraba, todos los vecinos se conocen y se cuidan entre sí. Los niños pueden jugar en sus amplias áreas verdes, dando a sus padres la tranquilidad de saber que no están expuestos a los peligros de otras zonas, donde nadie quiere a nadie. Obviamente, este factor no es razón para que no los vigiles o le encargues esta tarea a un vecino de confianza

Viviendo en Huechuraba, podrás volver a tu casa tranquilamente por la noche, seguro de no correr riesgos de ser víctima de la delincuencia. Las áreas son seguras y tranquilas.   

Todo está cerca

Colegio, supermercado, centros de salud, restaurantes, biblioteca, cines, estaciones de transporte, iglesia, etc: todo está cerca en esta comuna. Puedes ir caminando – o en bicicleta – de un lado a otro, mientras saludas a tus conocidos y respiras el aire fresco que emana de las faldas de los cerros.

Un entorno social amigable y cordial

Pregúntale a tus amigos que viven en comunas tradicionales a cuántos de sus vecinos saludan y con quiénes han compartido una taza de café. La respuesta, probablemente, no te sorprenda. La vida en las grandes ciudades se suele caracterizar por unas frías relaciones sociales y el desconocimiento del otro.

En Huechuraba es posible desarrollar tranquilamente la rutina diaria, en un entorno social agradable, con vecinos y amigos cordiales en los que encontrarás una red de apoyo.

Una amplia oferta educacional

Las calles de un barrio tradicional se caracterizaban por un alto flujo de estudiantes en las vías, áreas de recreación y zonas verdes. Eso es común en Huechuraba.  Su oferta educacional incluye colegios como San Francisco Javier, Boston College, Pumahue, Montahue y Saint Joseph School, entre muchos más de excelente nivel académico. También puedes encontrar sedes de educación superior – como el DUOC UC – y un sinnúmero de jardines infantiles.

Menos estrés

Vivir en Huechuraba es parecido a habitar un pequeño espacio semirural, donde se respira otro aire, los niveles de tensión son menores y el estrés no es parte de la cotidianidad.

Beneficios especiales para los habitantes de la comunidad

La municipalidad, así como los mismos vecinos del barrio, trabajan a diario para que sus habitantes gocen de proyectos que potencien su calidad de vida. Prueba de ello es la Farmacia Popular La Pincoya, que busca garantizar el acceso de todos los residentes de la comuna a productos farmacéuticos de calidad a un precio justo.  

Lo mejor de todo es que, aunque parece independiente de Santiago, esta comuna está dotada de buena conectividad. La autopista Vespucio Norte y el túnel San Cristóbal, la avenida Pedro Fontova, la avenida Los Libertadores y la conexión con la autopista Vespucio Norte, garantizan rápidos traslados, con flujos de tránsito más que aceptables.

Conocer a quien te atiende en la carnicería, tomar una taza de café con el vecino de la calle adyacente, hablar de la vida en el parque, caminar con seguridad por las calles y tener todo cerca son características fundamentales de la cada vez más lejana vida de barrio. Y todas son posibles de encontrar en Huechuraba.