Las 5 reglas básicas de la decoración de interiores

La decoración parece ser algo sencillo, sin embargo – y como toda disciplina – tiene técnicas que van más allá de los gustos que una persona pueda tener. Obviamente, siempre la apariencia de una casa reflejará la personalidad de sus habitantes y es a lo que apuntamos. Sin embargo, a veces sucede que los muebles que tenemos son poco funcionales, hay demasiadas cosas en un pequeño espacio, o no sacamos provecho de los accesorios.

Para lograr la armonía visual que tanto admiramos de las fotos de revistas, revisa atentamente las reglas básicas de la decoración de interiores.

1. Enfócate en la iluminación

Un ambiente acogedor se debe en gran parte a la iluminación que  posee, y en ese sentido, es importante saber dónde y cómo ubicar las lámparas y apliqués. Escoge ampolletas LED de luz cálida y prefiere lámparas de pie de una altura no inferior a 1,70 mts, de manera que no estorben a la vista. Los apliqués son ideales para iluminar pasillos; sin embargo, es preferible mantenerlos a 10 cms de distancia con respecto del borde de algún cuadro. Las lámparas de techo, por su parte,  deben quedar a una altura que facilite el desplazamiento de las personas sin golpearse.

2. Piensa en tu espacio antes de decorar

Es mejor tener un solo gran mueble para guardar cosas en el living, que varios estantes pequeños. La idea es que el espacio se vea «limpio» para que estar en él te produzca paz y no estrés. Si tu sala es pequeña, inclínate por un gran sofá apoyado en una de las paredes principales, y un par de sillas, ottomans o pisos iguales. También puedes prescindir de la mesa de centro, o tener una plegable sólo para cuando recibas muchas visitas. Distribuye tus muebles de manera tal que no impidan circular por la casa.

3. Colores

Escoge un sillón de un tono neutro y complementa con cojines estampados o de colores contrastantes, cuyas fundas podrás cambiar según la estación. Puedes seguir una sola línea de tonalidades o mezclarlas según tu preferencia: no hay una regla única para esto. Independiente de lo que elijas, la idea es que siempre predomine un color por sobre el resto, para que el resultado final sea armónico.

4. Ten en cuenta en el orden y la funcionalidad

De nada sirve tener un espacio hermoso si en él hemos puesto un cúmulo de objetos revueltos y caóticos. El orden va de la mano con una decoración eficiente, y para ello, lo primero es deshacerte de aquello que no te gusta, te molesta o no usarás.  A través de la venta o la permuta, puedes reemplazar muebles que no sean de tu agrado por otros que sí se ajusten a tus expectativas.

5. Adornos

Si tienes varios adornos, no hace falta que los exhibas todos al mismo tiempo. Puedes cambiarlos de vez en cuando, idealmente agrupándolos por elementos (cajas de metal, velas, figuras, etc).

Como ves, estos aspectos básicos de la decoración de interiores son fáciles de aplicar en cualquier espacio de tu hogar. ¿Cuántas de estas reglas estás cumpliendo?