Impacto social en la construcción de viviendas

Debemos mirar hacia adelante para ubicarnos en un futuro cercano. La tecnología, los cambios sociales y culturales tendrán un impacto importante en la forma de elegir donde vivir:

Tener más tiempo

El valor más importante será el tiempo. La importancia de trasladarse de forma rápida y expedita, donde la conexión de servicios de primera necesidad y del trabajo sean una realidad.

Casas o deptos ubicados en centros urbanos que cuenten con servicios y conectados a transporte público o vías de acceso serán el objetivo de las personas.

El tamaño

Las viviendas se reducen de tamaño, porque las familias también se reducen. La encuesta Casen muestra una clara tendencia. Quedó demostrado que el 64%, de los hogares en el país están formado por 2 o 3 personas, esto se hace realidad en viviendas con menos dormitorios.

En este contexto debemos proveer espacios para que la comunidad se conecte, con más zonas de áreas comunes bien logradas, donde este sea acogedor, una extención de nuestra propia casa.

Espacios integrados

Las personas ya no están eligiendo casas o departamentos divididos, actualmente prefieren optan por espacios abiertos donde compartir sea parte del diario vivir y no reservado solo para visitas.

El aumento de adultos mayores

Viviendas con adaptaciones especiales, manillas o sujetadores especiales en las duchas, mas iluminación, escaleras con peldaños y descansos más anchos y menos desniveles.

También ellos necesitan otro tipo de servicios más cercanos como clínicas, farmacias o supermercados pequeño donde hacer las compras necesarias.

Casas y departamentos eficientes

El monto de gastos comunes o mantención es uno de los factores más importantes que forman parte en la elección de una vivienda.

Es por eso que las empresas buscan cómo hacer más eficiente su procedimientos, por ejemplo, siendo más autosustentables en temas de energía, agua, etc.