¿Cuándo comprar o vender una vivienda?


A lo largo del año, los precios de las viviendas varían considerablemente. Existen cientos de factores que determinan estas fluctuaciones, pero sólo algunos suelen ser constantes. A continuación, te contamos sobre los mejores momentos para comprar o vender una casa y cuáles son algunos factores que se deben considerar para tomar esta decisión.

Aprovechar las épocas del año

A primera vista pareciera que las fechas no tienen mucha incidencia en el mercado inmobiliario, pero si se le presta atención, influyen considerablemente en los precios de las casas en venta. La semana que va entre navidad y año nuevo es la mejor, así como primavera-verano, ya que hay poca demanda por los distintos gastos presentes —regalos y vacaciones—, lo que hace que los costos bajen o se puedan hacer negociaciones. En este escenario, si lo que buscas es poner casas en venta lo mejor será hacerlo antes o pasando estos periodos.

Tasas de interés bajas

Hay momentos en que las tasas de interés de los bancos están bajas, por lo que es posible comparar los créditos hipotecarios y elegir el que se adecue más al presupuesto disponible. En algunos casos se pueden renegociar créditos ya solicitados, por lo que podrás pagar la casa en menos tiempo y a mejor costo.

Aun así, no olvides que los bancos o instituciones financieras exigen un pie mínimo cuando de venta de casas se trata, por lo que debes tenerlo en cuenta en tu plan de ahorro.

Economía estable

Luego de una crisis o un período de crecimiento bajo, el mercado inmobiliario demora, por lo menos un año, en recuperarse, especialmente por la incertidumbre existente por parte de las constructoras y los habitantes. No obstante, cuando la tasa de crecimiento vuelve a subir y muestra estabilidad, comienzan a aparecer proyectos inmobiliarios.

Por un lado, si quieres adquirir una vivienda aprovecha este momento para revisar inmuebles nuevos y comprar con anticipación, puesto que las ofertas iniciales son las más baratas. Por el contrario, si quieres vender, monitorear los precios del mercado por varios meses será de ayuda, ya que, de esta forma, podrás anticipar cuando haya sobre oferta.

Posibilidades financieras

Toma en cuenta tu propio estado financiero. Si tienes los recursos suficientes y encuentras un lugar que te guste no pospongas más este sueño. No obstante, no dejes de evaluar la ubicación y desarrollo urbano para que haya mayores posibilidades de aumentar la plusvalía de tu vivienda en el mediano plazo.

Para determinar tu capacidad económica considera tus ingresos, gastos, deudas, ahorros y estabilidad laboral, y toma en cuenta todos los costos adicionales que puedan surgir, no sólo por el crédito hipotecario, sino por gastos de escrituración, impuestos, pie mínimo, entre otros. Es importante que estés seguro de poder asumir cada uno de estos, así como el pago mensual del préstamo bancario.

Como ves, los factores a considerar son múltiples, sin embargo, tomar la mejor decisión siempre dependerá de ti y el nivel de interés que tengas en comprar. No dudes en informarte sobre la venta de casas y busca la opción que más te acomode según tus necesidades y posibilidades.