¿Cuáles son los gastos adicionales al comprar una vivienda?


Al comprar casa se incurre en algunos gastos que, por lo general, los inversionistas novatos pasan por alto y pueden convertirse en trabas a la hora de concretar la transacción final. Por eso es importante que los conozcas y los tengas en cuenta al momento de definir tu presupuesto, pues la compra de una propiedad siempre sale un poco más que el valor por el que es ofertada.

Gastos asociados al financiamiento

El tipo de financiamiento genera algunos gastos al comprar una casa, que en este caso deberán ser asumidos por ti. Si la adquieres con un crédito o leasing habitacional, tienes que asumir el costo de la tasación. Es un peritaje que realiza un tasador -designado por la entidad financiera-, a fin de establecer el precio referencial de la vivienda. Su valor oscila entre 2.5 UF y 5 UF.

Adicionalmente, también debes tener en cuenta el Impuesto de timbres y estampillas. Éste corresponde al 0,8% del valor del crédito hipotecario, aunque en viviendas con DFL2 queda en un 0,2%, y las de interés social están exentas.

Otro gasto adicional en que incurres al comprar casa o cualquier otra vivienda a través de un crédito, es el del estudio de títulos. Se trata de un análisis legal del inmueble, con el objetivo de verificar que los títulos de dominio de la propiedad se encuentren conforme a derecho. Lo realiza un abogado y su valor oscila entre 3UF y 5UF.

Finalmente, debes comprar los seguros obligatorios de desgravamen y contra incendio o terremoto. Algunas entidades también exigen un seguro de vida, que cubre el monto de la deuda en caso de que fallezcas. Generalmente, los ofrece la misma institución financiera, y su cobro se incluye dentro de la cuota mensual del crédito hipotecario.

Gastos notariales

Entre los gastos al comprar una casa -independientemente de la forma de financiamiento-, se encuentran la formalización de la promesa de compraventa y la autenticación de las firmas de la escritura. Los trámites se hacen ante notario y su coste varía entre las 2UF y las 3UF. Además, la propiedad debe inscribirse al nombre del comprador en el Conservador de Bienes Raíces. El costo del procedimiento es de entre el 0,5% al 0,8% del valor del inmueble, con un tope de $384.000.

Comisión al corredor inmobiliario

Acá estamos en presencia de un gasto variable. Al comprar casa por medio de un corredor de propiedades, tienes que sumar a tu presupuesto su comisión, que suele ser de 2% del precio de venta de la propiedad.

Son varios los gastos asociados a la compra de una vivienda. Además, hay otros que -aunque no están directamente relacionados con la transacción- pueden presentarse y aumentar más el presupuesto destinado a la inversión. Entre estos se cuentan el pago de impuestos atrasados y los arreglos locativos en caso de que la casa se encuentre en mal estado.

Por todo lo anterior, es conveniente evaluar a fondo la propiedad antes de comprarla, cotejar su precio real con el de aquellos asociados a la compra, y determinar si vale la pena hacer la transacción. Finalmente, la recomendación es siempre conversar con la inmobiliaria para estar informado de todos los gastos en que incurrirás al momento de comprar un inmueble.