Condominio La Catana: 3 ventajas de una vivienda familiar

Llegó la hora de la honestidad y el minuto de la confianza más íntimo de todo, nos gusta estar en la casa, nos hemos dado cuenta, hemos asumido con mucho orgullo que volver al hogar es uno de los momentos más felices del día y que más placentero que vivir en un lugar amplio, verde, seguro, confortable y seguro para tu familia.

Sabemos que no tenemos que convencerte de esto, que la vivienda familiar es un sueño que estamos a punto de hacerlo realidad, ¿sabes dónde?, en condominio La Catana. A continuación te contamos las 3 razones del por qué es una maravilla vivir aquí.

1. Respirar libertad

Una casa siempre tendrá un jardín, un espacio que te permita mirar el cielo, contemplar un árbol y tenderte en el césped, recargar la energía y relajarte junto a la familia en la vivienda hecha a la medida, sin más ni menos jardines, cumpliendo además con las expectativas de la naturaleza sin salir de tu casa. Ojo que además de este propio verde, el condominio cuenta con áreas verdes comunes.

2. Amplitud

Por si acaso nos hemos quedado apretados respecto a los exteriores, generalmente una casa siempre ha de ser más grande que otras opciones habitacionales, los dormitorios cuentan con techos amplios, ventanas y cocinas de grandes dimensiones, espacios como el living y comedor, serán potenciados con salas de estar o despachos que brindaran mucha más comodidad e independencia dentro de la misma casa.

3. Más y mejor

El condominio La Catana, ofrece a una vivienda familiar absolutamente resguardada y segura de cualquier sospecha de antisociales, esto debido a su sistema de vigilancia y acceso controlado, como también su telefonía conectada con portería y canalización para alarmas. A esto súmale la excelente conectividad con los principales centros comerciales de la comuna, rutas expeditas, al mismo tiempo está alejado de la bulla y el ajetreo citadino.

No se puede negar el privilegio de vivir con la privacidad que otorga una casa, con la confianza de poder recibir visitas, celebrar un cumpleaños o disfrutar de un domingo en calma sin tener que estar pendiente de vecinos o trajines exteriores. ¡Impagable!