Aprende a limpiar correctamente puertas de madera


Tener en nuestro hogar puertas de madera, ya sea en la entrada, en nuestras habitaciones o en el jardín, es sinónimo de tradición, buen gusto y cuidado, el noble material del que están fabricadas requiere una limpieza específica mas no tan engorrosa. En este artículo queremos entregarte distintas opciones de como limpiar tu casa rápido y bien, incluidas específicamente las protagonistas puertas de maderas.

Además de distinguidas, las puertas de madera se ocupan bastante y son la carta de presentación de nuestro lugar, no nos damos cuenta de cómo se ensucian o cubren de polvo, lo primero que se recomienda entonces, es limpiarlas casi tres veces por semana, así se mantienen en buenas condiciones y alargamos su vida útil. Esta técnica es la más simple, bastará con un plumero y listo.

Si por algún motivo no pudiste realizar esta limpieza, te ausentaste un par de semanas y cuando regresaste había más que polvo, pues en este caso tendrás que buscar un paño seco y remover la suciedad, luego con un paño húmedo y sin ningún químico, pasarlo minuciosamente por toda la puerta y más minuciosamente en los pliegues o decorados. Es ideal que se seque al natural.

En el peor de los casos y las puertas tienen manchas feas, llevan ya pegadas un periodo más largo, no desesperes, aquí va otro completo tips para limpiar tu casa rápido y exitosamente. Se trata básicamente de aplicar jabón líquido directamente a la mancha, sea del tipo que sea, el jabón debe ser neutro y que genera bastante espuma, limpialo con agua un poco más que tibia y con un trapo liso, así evitaras rayones. Luego de terminar, saca el exceso del producto con otro trapo limpio y húmedo, cuando no haya restos de jabón, seca minuciosamente.

Hay algunas manchas un poco más porfiadas de salir, en ese caso, utiliza alcohol o disolvente y aplícalo pasándolo siempre por la misma dirección, santo remedio, tus puertas lucirán su madera como nuevas y hermosas.

Estos consejos de limpieza en tu casa rápida y eficazmente, serán replicables a otras zonas de tu casa, incluidas las paredes respaldos de sillas y muebles de madera en general.