6 consejos para decorar la habitación de tu hijo


Uno de los momentos más entretenidos de la paternidad es, quizás, aquel en el que te dispones a decorar la habitación de tu hijo. Deseas que esa pieza se convierta en su mundo, donde se sienta seguro y contento, y para ello siempre intentamos que ningún detalle se nos pase por alto.

La decoración de dormitorios infantiles puede ser sencilla si sabemos qué elementos son necesarios para que tu hijo se sienta a gusto. Color, luz y muebles son algunos de los focos que debes tomar en cuenta al momento de embellecer la pieza de tu pequeño. Y para que el resultado final sea increíble, considera los siguientes consejos:

1. Luz

La iluminación es muy importante en cualquier habitación, en especial en la de los niños. Por eso, al escoger la que será su pieza, debemos cuidar que la luz del sol llegue en algún momento del día.

Para cuando anochezca, elegir ampolletas con luz cálida y una lamparita de mesa que otorgue al dormitorio un ambiente acogedor será adecuado. También podemos considerar el uso de algún «espantacuco» para que tu hijo se sienta seguro de noche, o proyectores de imágenes en el techo que los ayuden a conciliar el sueño.

2. Muebles

En la decoración de dormitorios de niños considera siempre muebles acordes al tamaño del menor. Según la edad de tu hijo, y las dimensiones de la habitación, podemos incluir una mesita con sillas para que juegue, un pequeño sillón y, por supuesto, hacer el cambio paulatino de cuna a cama, evitando que ésta sea muy alta para que no se caiga.

Una repisa sería lo ideal para poner allí sus libros y algunos adornos, y podemos disponer también de un baúl para sus juguetes. Si deseamos una habitación lo más funcional posible, una buena idea es incorporarle cojines y utilizarlo como asiento.

3. Color

Tanto si te inclinas por los tonos fuertes o si prefieres los pasteles, la idea es generar armonía visual. Queremos estimular a los niños, pero ojo, que tampoco hay que exagerar, pues los colores son capaces de evocar emociones.

Para la decoración de dormitorios infantiles, lo ideal es escoger una pintura de pared de algún tono suave y cálido, y agregarle color con una guarda de dibujos o con papel mural.

4. Espacio

No atiborremos su pieza de elementos innecesarios. El niño necesitará espacio suficiente para jugar, por lo tanto, si la habitación es pequeña, tienes que distribuir los muebles de la mejor manera para que se desenvuelva con comodidad por el dormitorio.

5. Música

Muchas veces estamos cansados y queremos que nuestros hijos se distraigan un rato sin nuestra ayuda. El televisor es un elemento útil en estas situaciones, pero no es lo ideal. Mucho mejor es acostumbrarlos a oír música, a cantar y bailar. Por ello es bueno, para la decoración de dormitorios de niños, considerar ponerles un equipo de audio con el que podrán escuchar melodías infantiles que, además de divertirlos, les enseñan nuevas cosas.

6. Pizarra o muralla de artista

Los niños adoran dibujar y pintar, entonces ¿qué mejor que regalarles una muralla en su pieza en la cual puedan desplegar todas sus habilidades artísticas? Otra opción es adquirir para ellos una gran pizarra. ¡Les encantará esta idea!

La decoración de dormitorios de niños es un proceso tan entretenido como cuidadoso, pues este lugar se convertirá en su pequeño mundo. Finalmente, cuida la elección de su pieza al momento de elegir una nueva casa, para que así tu hijo/a se sienta totalmente a gusto en su nuevo espacio.