5 consejos para planificar tu cambio a una casa más grande para tu familia

Cambiarse de casa con la familia es una emocionante experiencia, pero también puede generar estrés si no planificas muy bien los detalles. Si sigues los siguientes 5 consejos, el proceso de mudanza a una casa más grande será mucho más sencillo:

1. Decidan que artículos serán tirados a la basura o donados

Aunque vayas a mudarte a una casa más amplia, siempre hay objetos que no tiene caso llevar contigo. Tanto tú como tus hijos deben buscar entre sus cosas prendas de vestir, juguetes o electrodomésticos que ya no usen. Luego de reunirlos, separen aquello que no sirve de las cosas que aún pueden prestar utilidad.  Éstas las pueden donar a cualquier organización de buena voluntad. Una vez cumplido este paso, empacar y planear la distribución de la nueva casa será mucho más fácil.

2. Asegúrate de contar con los medios para el transporte

Cambiarse de casa requiere de muchas manos que ayuden a transportar cajas, mobiliario y electrodomésticos. Lo que te conviene es echar mano de un par de amigos dispuestos a colaborar, pero cerciórate de que tengan libre el día en que te vayas a mudar, de modo que no se presente ningún contratiempo en la planificación. Asimismo, debes agendar un servicio de mudanzas con al menos una semana de antelación, el cual ojalá cuente con cargadores que agilicen el proceso.

3. Reúne los artículos indispensables para cualquier mudanza

Desde el momento en que decides que te mudarás, debes reunir cajas de cartón de distintos tamaños. Evalúa la cantidad de cosas que posee tu familia y consigue cuantas consideres suficientes e incluso más. Recuerda que en casos como éste, siempre es mejor que sobre a que falte. De igual modo, compra etiquetas, cinta adhesiva y un marcador. Los necesitarás.

4. Haz una lista de los servicios que debes contratar de inmediato

Uno de los problemas que pueden surgir al mudarse de casa con la familia es que las comodidades y servicios no estén disponibles de inmediato. Esto puede generar unos días de estrés, sobre todo en los niños, pues extrañarán el internet y el servicio de cable para entretenerse. Por eso, una buena idea es que formules con antelación una lista de los servicios que debes contratar, para que ya estén instalados cuando llegues a tu nuevo hogar.  Visita la casa en los días previos y cerciórate de que todo esté en correcto funcionamiento.

5. Etiqueta las cajas

Siempre es buena idea dejar todo listo desde varios días antes de la mudanza. Etiquetar las cajas es parte de este proceso. No importa qué tan bien creas haberlas organizado, siempre se desordenarán en el servicio de mudanzas. Si no las etiquetas correctamente, puede ocurrir que necesites un plato, pero sólo encuentres los utensilios del baño. Organizar bien todo debe ser tarea de toda la familia, a fin de cumplir con ello más ágilmente.

Con estos consejos, el cambio de casa de tu familia seguro será todo un éxito. Recuerda que la planificación es la clave para evitar los accidentes y contratiempos. ¡Buena suerte!