4 inteligentes consejos para ahorrar dinero para tu próxima vivienda


Si estás pensando en comprar una nueva vivienda te recomendamos leer estos cuatro consejos para ahorrar y ordenar tus finanzas.

1. Minimiza el costo de inversión a largo plazo

Al comprar algo, piensa en la vida útil del producto. Por ejemplo, mientras que el salto de un par de jeans de $25.000 a uno de $35.000 puede parecer mucho, este te ahorrará dinero. Ya que en lugar de comprar unos pantalones de mediana calidad dos veces al año durante dos años ($100.000), puedes invertir en unos realmente buenos ($70.000) y obtener la misma cantidad de uso, ahorrándote $30.000.

A este método se le conoce como «compra una vez, compra calidad». Esta decisión no solo minimiza tu costo de inversión a largo plazo, sino que también permite mantener comprar lo realmente necesario y, en definitiva, aumentar tu ahorro para una vivienda.

2. Compra en efectivo

Otra forma de ahorrar dinero es usar únicamente efectivo en lugar de comprar con la tarjeta de crédito o débito. Gracias a esto, es más probable que limites tus gastos. Ir al cajero a retirar dinero te hará pensar dos veces si realmente lo necesitas. En algunos casos, las personas gastan hasta un 83% más con sus tarjetas de crédito que con el efectivo. Deja tu tarjeta en casa y descubrirás cómo mágicamente estarás gastando menos.

3. Presupuesto, presupuesto, presupuesto

Si aún no tienes un presupuesto porque no crees que pueda ajustarte a uno, piénsalo nuevamente. Realmente no se trata tanto de presupuestar sino de ser hiperconsciente sobre cómo estás gastando tu dinero.

Muchas personas, las más organizadas, revisan mensualmente su presupuesto para hacer un seguimiento de los gastos, planificar los pagos y asegurarse de que no malgastarlo o excederse. Hay veces en que todos gastamos más de lo que deberíamos, pero descubrir cuándo es más probable que lo hagamos nos permite planificar mejor para el próximo mes.

4. Investiga un poco más

Siempre podemos dedicar tiempo a investigar grandes compras, como un automóvil, y otras más pequeñas como una computadora o un teléfono, pero si realmente queremos hacer un seguimiento exhaustivo del presupuesto, es necesario ser consciente de todos los gastos: ropa, alimentos, entretención, un antojo, etc. Por muy bajo coste que es este tenga.

Por eso, y volviendo al caso de los jean, es igual de importante investigar si el producto que vas a comprar es realmente de mejor calidad. En el caso de las comprar grandes, como una casa, esto es igual de importante. No solo averigua sobre el la casa en sí, los materiales o la constructora, la inmobiliaria o el barrio, también investiga si hay posibles ahorros o si existen costos adicionales. Los gastos extras siempre generan desajustes presupuestarios, por eso mientras más informados estemos, mejor preparados estaremos para afrontarlos sin endeudarnos ni usar la tarjeta de crédito.

Google siempre ayuda. Si tienes dudas, tómate una o dos horas y lee las reseñas de los usuarios para obtener una idea del coste total.  Si te preparas podrás estar mejor preparado para cubrir estos gastos y encontrar nuevas oportunidades para cuidar tu dinero.

Ahorrar dinero para comprar una casa puede requerir mucho trabajo y disciplina, pero si es algo que realmente quieres, definitivamente puedes hacerlo, ya sea evitando las compras impulsivas o innecesarias, teniendo un control sobre tu presupuesto o investigando y buscando las mejores alternativas para cuidar tus recursos.